Por Pamela Silva
26 julio, 2017

Estaba mucho más cerca de lo que imaginaban.

Cuando adoptamos una mascota, ya sea perro, gato, pájaro o cualquier otro animal, hacemos un compromiso de cuidarlos y protegerlos por siempre. Los animales todo lo que hacen es darnos amor eterno e incondicional, y es nuestro deber evitar que les hagan cualquier tipo de daño. 

¿Pero qué se supone que hagamos cuando nuestras mascotas deliberadamente huyen de nosotros? Usualmente no es que no nos quieran -o al menos eso nos gusta creer-, sino que ven una opción de salir a explorar el mundo exterior y se van.

Después no saben como volver y si no logramos encontrarlos luego, es posible que los perdamos para siempre. 

Eso es lo que los Tsvetanova pensaban había ocurrido con su mascota, Steve, una torturga rusa. El animal llevaba cinco años viviendo con la familia cuando desapareció de la casa.

Los Tsvetanova creen que Steve se escapó de casa cuando dejaron la puerta de entrada abierta por unos momentos. Apenas notaron su ausencia, comenzaron a buscarlo y publicaron anuncios de “Tortuga desaparecida”. 

BOLO: Russian tortoise. "Steve" went missing from Gilbert St. last week. Last seen in the area of Gilbert and Main. He…

Posted by Waltham Animal Control on Wednesday, October 15, 2014

“Tortuga rusa. “Steve” se perdió de San Gilbert la semana pasada. Fue vista por última vez en el área de Gilbert y Main. Mide unas cinco pulgadas de largo y cuatro de ancho. Es una tortuga mascota, ¡No te herirá! Se esconderá en su caparazón si lo levantas, así que por favor agárralo si lo vez y contáctanos”. 

Durante los años, hubo algunos avistamientos de gente que creía haber visto a Steve, pero nada concreto. Eventualmente la familia tuvo que mudarse a California, a pesar de la negativa del hijo de los Tsvetanova.

Hace poco, a 100 metros de la antigua casa de los Tsvetanova, Josuhua Bennet-Johnson y Andrea Coughlan encontraron a una tortuga vagando por su jardín. 

Como Josuhua había trabajo con animales silvestres supo de inmediato que una tortuga rusa no era común en la zona, así que hizo sus averiguaciones y descubrió que el animal de su jardín era Steve.

Se pusieron en contacto con la familia, quienes con solo verlo en fotos reconocieron a su mascota perdida y empezaron a hacer los planes para ir en búsqueda de Steve.

Puede interesarte