Encontraron al árbol vivo más longevo en el mundo y ¡tiene más de 9.500 años!

Quién habría pensado que un tesoro natural como éste se escondía en la cima de una montaña.