¿Quién dijo que los gatos odian a las aves?

Pocos años atrás, una pareja de agricultores tuvo el susto de sus vidas cuando descubrieron a la gata de su granja con un patito recién nacidos en su boca. Resulta que Ronan y Emma querían aumentar su familia de animales y por eso mismo compraron un lote de huevos de pato fertilizados. Pero el felino se dio cuenta antes que ellos que ya habían nacido.

Cuando todo estaba listo para que los patitos rompieran el cascarón, Ronan y Emma, dos granjeros de Clara, County Offaly, Irlanda estaban muy ansiosos.

No podían esperar darles la bienvenida al mundo, así que cuando creyeron que ya era hora, entraron al granero para supervisar el nacimiento, pero sólo encontraron los huevos rotos. Los patitos no estaban por ningún lado, así que comenzaron una ardua búsqueda por encontrarlos.

Honest To Paws

Sin embargo, a los pocos segundos, Ronan se acordó del gato y pensó que podría haber saltado y haberse tragado a todos los patitos.

Era una teoría bastante lógica, sin embargo su esposa lo descartó de inmediato y siguió buscando. Pasaron más de 6 horas desesperados intentando encontrarlos, hasta que finalmente los descubrieron.

Estaban al lado de Della, la gata, quien además tenía uno en su boca.

Honest To Paws

Ronan pensó “¡Oh… los recuperamos y ahora se los comerá justo en frente de nosotros!” Pero no habían visto bien la situación.

Honest To Paws

Cuando se acercaron, quedaron atónitos y aliviados. Della no estaba atacando al patito, de hecho era todo lo contrario. Era muy cuidadosa y amable con él. Y los demás patos estaban bajo la gata, como si fueran sus propios hijos.

De repente, la gata se recostó, se acomodó hacia un lado y comenzó a amamantar al pato. Los granjeros no podían creer lo que estaban viendo, y es que cuando estas aves salen del cascarón, van a buscar comida… Pero no tenía ningún sentido que la gata estuviera intentando amamantarlos.

Honest To Paws

¿¡Por qué tenía leche?!

Honest To Paws

Resulta que Della había dado a luz a una camada de gatitos unas horas antes de encontrar a los patos bebés. Y como tenía las hormonas maternas activadas, quiso adoptar a sus diminutos y peludos amigos.

Ahora que están más grandes y son más independientes que sus propias crías, Della no se convence de que no son de ella, y los intenta mantener siempre a su lado.

Aquí puedes ver su hermosa relación:

Puede interesarte