Por Kat Gallardo
6 marzo, 2018

Descubrimos la razón de este extraño fenómeno. ¡Considérate afortunado si te pasa!

Podríamos decir que este es un momento extraordinario: un granjero rompió un enorme huevo y encontró otro huevo escondido en su interior.

El huevo del tamaño de una mano adulta se encontró en una granja familiar en Kairi, a 82 kilómetros al suroeste de Cairns, al norte de Queensland, en Australia.

El enorme huevo pesaba 176 gramos, más de tres veces el tamaño de un huevo normal.

Stockman Eggs Facebook

Pero el descubrimiento se hizo aún más increíble cuando los granjeros encontraron un segundo huevo “perfecto” dentro de la cáscara agrietada del enorme huevo.

“Es un completo fenómeno de la naturaleza y es muy raro ver un huevo dentro de otro”, dijo el granjero Scott Stockman al Daily Mail Australia.

Stockman Eggs Facebook

Seguro que alguna vez te has encontrado con un huevo de doble yema. Pero mucho más raro de encontrar es, literalmente, un huevo dentro de otro huevo, es decir, un huevo completamente nuevo con su cáscara y su yema dentro de otro.

Stockman Eggs Facebook

Pero, ¿qué tan extraño es el fenómeno del huevo dentro de otro huevo?


El fenómeno del “doble-huevo”, como explican en Cooking Ideas, puede ocurrir en aves de corral como la gallina. Si bien a lo largo de la historia se han encontrado un montón de rarezas y mutaciones en huevos, estos casos de dobles huevos son considerados una extraña anomalía zoológica que ha atraído la atención de los estudiosos desde hace cientos de años, sin todavía una razón concluyente.

De hecho, se han propuesto varias teorías para su origen. Y la más aceptada sugiere que se produce por un mal funcionamiento del oviducto, que es el nombre que recibe la vía de paso desde los ovarios hasta el exterior del cuerpo del ave.

Stockman Eggs Facebook

Los huevos viajan a lo largo del oviducto y una acción rítmica muscular (o peristaltismo anormal) de este conducto hace que, de alguna manera, el huevo vuelva hacia atrás al ovario en vez de salir hacía delante, formándose allí un nuevo huevo que lo recubre y que, por supuesto, también tendrá que salir con doble de esfuerzo por parte de la gallina.

Por lo general estos huevos “doble huevo” serán grandes y si te encuentras con uno y al abrirlo tiene otra cáscara dentro ¡considérate afortunado!

Puede interesarte