Por Leonardo Granadillo
3 octubre, 2019

A pesar de estar prohibida su pesca, son muy codiciados en la medicina China. Se estima que los marinos peruanos tenían un botín valorado en 6 millones de dólares, el lucro sigue matando especies al estar por encima de la conciencia ambiental.

El respeto por la vida marina es algo en lo que se supone se está trabajando. Han sido muchos años en los que por fines lucrativos, se han explotado especies desencadenando su extinción, somos los humanos el ser más peligroso que habita en el planeta sin miedo a equivocarme.

Ejemplo de ello lo que se produjo en Perú, donde una embarcación pesquera llamada «ADONAY», fue detenida por la Marina Guerrera de Perú transportando hasta 12,3 millones de caballitos marinos. La embarcación, fue capturada específicamente a 197 millas del oeste de Callao.

Produce

Los pescadores ilegales tenían en su posesión 55 cajas que contenían caballitos de mar, un recurso cuya extracción se encuentra prohibida, por ende, no se puede transportar y mucho menos comercializar.

El ‘botín’ que tenían los implicados estaba valorado en aproximadamente 6 millones de dólares, la nave fue inmovilizada por las autoridades y la tripulación conformada por 4 personas fue enviada a la policía local para ser procesados.

Produce

De acuerdo a la legislación peruana, los ciudadanos involucrados podrían cumplir una pena en prisión que puede ir desde los 3 a 5 años con una multa valorada entre 30 y 70 unidades tributarias.

Se entiende que existe la necesidad de lucro, pero también es importante pensar en nuestro planeta y el impacto que generamos al medio ambiente. Este no es un caso aislado, miles de pescas ilegales se llevan a cabo en todo el planeta y poco se hace para combatirlas, hace no mucho escuchamos el caso en México de las vaquitas marinas, hoy hablamos de los caballitos de mar.

Produce

Puede interesarte