Por Macarena Faunes
23 agosto, 2019

Los animales sobrevivientes relinchaban al ser salvados. Tendrán una segunda oportunidad de vivir.

Los animales son seres que merecen respeto como cualquier persona. No son un objeto de entretención o un medio para lucrar. Existen inescrupulosos que piensan que estos seres son un bien material, por lo que no les rompe el corazón mantenerlos en precarias condiciones. Deshidratados, hambrientos, pasando frío y muy mal cuidado. Si eres una de esas personas, debes reflexionar acerca del nivel de maldad y poca empatía que tienes como humano.

En Buenos Aires, Argentina, la policía encontró a más de 400 caballos de distintas razas desnutridos y 25 muertos en un campo en la localidad de Ezeiza. El hecho fue denunciado por una ONG que lucha contra el maltrato animal y se está investigando cómo los equinos terminaron en tan mal estado.

El operativo se llevó a cabo en un establecimiento de 460 hectáreas. Los procedimientos estuvieron a cargo de la Superintendencia de Seguridad Rural, con la colaboración de diferentes Comandos de Prevención Rural (CPR) de la zona. El Escuadrón de Caballería de La Matanza y la Dirección de Veterinaria de la Policía, tal como informó El Clarín.

El Clarín.

Junto con los animales, en el lugar estaban los propietarios del terreno. Un empresario relacionado al rubro y su hijo.

Tras enterarse de la denuncia, la fiscal María Eugenia Garrido, integrante de la UFI Nº1 descentralizada de Ezeiza, ordenó allanar el establecimiento. Las autoridades encontraron 25 cadáveres de esquinos y a 400 de ellos luchando por su vida. Estaban desnutridos y deshidratados.

El Clarín.

Funcionarios de la ONG, en compañía de Bomberos Voluntarios de Tristán Suárez, llegaron al lugar para salvar a los caballos que aún estaban con vida, a pesar de su mal estado de salud. Relinchaban por una segunda oportunidad.

El Clarín.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) determinó que la propiedad no posee permiso sanitario para alojar y criar animales. Además, se está investigando la procedencia total de los caballos y si hay otras mascotas de los imputados escondidos en campos colindantes.

El Clarín.

El maltrato animal es uno de los actos más repudiables que existen. Ningún ser humano tiene el derecho de agredir a una mascota por mucha autoridad que tenga sobre él. Deseamos una pronto recuperación a los equinos que aún continúan con vida y que se haga justicia por los que no pudieron sobrevivir ante tan macabras condiciones.

Puede interesarte