Por Antonio Rosselot
10 febrero, 2020

Este hombre, oriundo de La Coruña (España), lleva 2 semanas internado en un hospital y sabe que ya le queda poco de vida, pero no podría irse tranquilo sabiendo que sus dos perros pueden terminar en la calle o en una perrera.

Es sabido que una vez que adoptas a un perro, ya estás ligado de por vida a éste: es una compañía que siempre está presente, que no te juzga y que te recibe siempre con el mejor de los ánimos, incluso cuando sientes que el mundo está en tu contra. Por lo mismo debemos corresponderle ese amor siempre, aunque hay situaciones en donde simplemente no estamos en condiciones para seguir cuidándolos y dándoles cariño.

Esa es la misma situación que está viviendo un hombre en La Coruña (Galicia, España), que lamentablemente está enfermo de un cáncer terminal e internado en un hospital de la ciudad gallega hace dos semanas, en las que ha luchado cada minuto por su vida.

Sin embargo, esa no es su preocupación principal en este minuto, sino que es el bienestar de sus dos perros pastor alemán. El hombre, de quien aún no sabemos su nombre, sabe que no puede cuidar de ellos dado su frágil estado de salud, por lo que ha dedicado los pocos esfuerzos que le quedan a dejarlos en las mejores manos posibles.

Twitter

El hombre moribundo ya consiguió dejarlos en un refugio durante este tiempo, pero ante la imposibilidad de saber cuánto le queda de vida, el mismo refugio está viendo la posibilidad de que ambos sean adoptados y llevados a un hogar definitivo. 

En una publicación de Twitter, la cuenta @SosAbuelos1 dio a conocer la situación, diciendo que el hombre terminaría «desgarrado» si se entera que sus perritos amados no terminaron en un buen lugar: es decir, una perrera. Éstos tienen 7 u 8 años y son de fácil convivencia, según la publicación.

Twitter

La publicación tiene alrededor de 2 mil retuits y casi 700 «Me gusta», además de varias respuestas de gente que está dispuesta a ayudar con difusión y entregando datos de protectoras animales que pueden recibir a los perritos para que no terminen en la calle. Veamos algunas de las reacciones:

Twitter
Twitter
Twitter
Twitter

Esperamos de corazón que estos dos lomitos puedan encontrar un hogar en donde reciban el mismo cariño y amor que les daba su dueño moribundo: sin duda, éste podría partir tranquilo y con una última alegría en su vida.

Puede interesarte