Por Constanza Suárez
30 octubre, 2018

¡Blue recuperó su pelaje, su salud y no se despega ya de sus dueños!

El pequeño Blue, de tan solo 4 meses, llegó al refugio de Texas Shenandoah Shepherd Rescue, pero no lucía nada como un pastor alemán. Era muy pequeño, estaba desnutrido y su pelo se caía incontrolablemente, casi ya no tenía pelaje.

Estaba tan asustado, que no permitió que ningún ser humano se le acercara, ni un centímetro. No sabían qué le había ocurrido para que estuviese en esas condiciones, pero a juzgar por su precario estado de salud, asumieron que su dueño lo había maltratado. A pesar de su sufrimiento, junto a su hermana Roxanne estaban ansiosos por comenzar una nueva vida.

Entonces el personal del refugio se propuso encontrar un hogar para ambos animalitos, a como diera lugar.

Shenandoah Shepherd Rescue

Su plan consistía en trasladar a los perros hasta Virginia, pero primero los llevaron hasta donde un veterinario para un chequeo médico completo. Por suerte, porque descubrieron que el pobre Blue padecía parvovirus, una enfermedad mortal que ataca y descompone los revestimientos intestinales de un perro.

Estaba realmente enfermo y los médicos comenzaron a dudar sobre si sería capaz de sobrevivir. Nada era seguro. Afortunadamente su hermana no se contagió, a pesar de que compartieron perrera.

Blue tuvo que pasar un tiempo en el hospital, pero luego de un mes, el virus lo abandonó y fue acogido por una encantadora mujer conocida por su incondicional amor por los perros, llamada Julia Downer. El adorable rostro de Blue se robó su corazón. Por su lado, Roxanne también consiguió una familia para amarla.

Pero Julia sabía que el camino no sería fácil. Cuando Blue llegó a su hogar, era un animal completamente cerrado, sociabilizar seria todo un desafío. “Era como si no supiera como ser un perro”, dijo su nueva dueña según el portal We Love Animals.

Shenandoah Shepherd Rescue

Escapaba del contacto físico y solo quería pasar tiempo a solas. “Encontró un lugar en frente de nuestro lavaplatos, y no lo abandonaba por nada. Si me acercaba hacia él, corría en un círculo hasta que yo no estuviera, y regresaba a su lugar, se sentaba y me miraba. Fue un poco molesto, y rompió mi corazón ver a un perro tan asustado e inseguro como él “, comentó Julia.

Julia pensaba que sus dos perros Simba y Koda podrían ayudar a Blue a salir de su caparazón. Y milagrosamente, comenzó a explorar otras partes de la casa, además de ese lugar donde usualmente se quedaba. También le gustaba jugar con pelotas de tenis.

Shenandoah Shepherd Rescue

La amistad lo transformó en un perro completamente nuevo a Blue. Comenzó a buscar cariño, saltando a la cama, acurrucándose con sus dueños.

Tenerlo cerca fue una verdadera experiencia explosiva y Julia quería darle a Blue un hogar permanente, pero fue entonces cuando otra mujer apareció y quiso quedarse con el perro. Parecía que Blue había encontrado un nuevo hogar para siempre.

“Ella estaba tan emocionada que me envió una foto de Blue frente al océano la primera semana que lo tuvo, y se podía ver lo feliz que estaba”, aseguró Julia.

Shenandoah Shepherd Rescue

Luego agregó: “Ella también es una ávida caminadora, y me contó sobre los paseos que realiza cada mañana, y va por uno más largo cada fin de semana, y eso es justo lo que necesita Blue: él necesita un hogar muy enérgico “.

Puede interesarte