Por Diego Cid
4 octubre, 2017

¿Valiente hazaña o error absoluto?

Muchas veces tendemos a ignorar que, aunque el humano es el animal más despiadado y ek mayor depredador que existe, la naturaleza nos ha previsto de asesinos que se han perfeccionado con millones de años de evolución. Es más, incluso algunos han variado muy poco con el paso de las eras, como los reptiles, pues desde entonces ya han sido cazadores formidables.

Es por eso que la gente mantenía respetuosa distancia cuando una pitón decidió aparecer en medio de un transitado camino en la regencia de Hulu, en la provincia Riau de Indonesia.

Robert Nababan, un hombre de 37 años que transitaba por ahí después de su trabajo, vio cómo el reptil gigante impedía el paso de los peatones.

Así que decidió hacer algo.

Facebook

“Intenté capturarla, pero mordió mi brazo y comenzamos a luchar”.

Robert Nababan.

El gigante, de aproximadamente 7 metros de largo, tenía todas las ventajas que se pudieran esperar para llevar la pelea a su favor. Sin embargo, y aunque suene difícil de creer, Robert logró vencer a la pitón.

Su cuerpo fue entonces colgado y expuesto debido a su impresionante tamaño.

Facebook
Facebook
Facebook

Robert terminó internado en el hospital y ahora está en recuperación, luego de sufrir laceraciones profundas en su brazo y mano izquierdos.