Por Pamela Silva
12 octubre, 2021

Tenemos mucho que aprender de los animales ❤

Todas las mañanas en el santuario Mefou Primate de la organización Ape Action Africa, los cuidadores se encargan de chequear a cada uno de los grupos de gorilas que tienen a su cuidado. Son más de 300 los animales rescatados que tienen a cargo actualmente, así que muchas cosas pueden pasar durante la noche.

Y de todas las cosas que podrían haber encontrado, nunca imaginaron que Bobo -el macho alfa de uno de los grupos del santuario- se habría hecho amigo de un animal tan pequeñísimo.

Porque Bobo es un gorila gigante y su nuevo amigo es un Galagidae, un primate muy, muy pequeño que vive en los árboles.

Ape Action Africa
Ape Action Africa

Bobo llegó al santuario en 1994 con solo dos años de vida, después de que su madre fuera asesinada por cazadores furtivos. Desde entonces ha crecido para convertirse en un imponente gorila, pero también en uno muy amable.

Prueba de eso fue el trato que tuvo con el pequeño animal, con quien jugó por más de dos horas antes de llevarlo de vuelta a los árboles donde suele estar.

“Nuestro gorila de espalda plateada, Bobo, hizo una nueva amiga sorprendente esta semana, ¡un Galagidae salvaje!. Los médicos lo descubrieron acunando al pequeño primate durante sus controles matutinos, y se sorprendieron al ver que lo manejaba con sumo cuidado”.

-Ape Action Africa en Facebook .

Ape Action Africa
Ape Action Africa

Aunque los cuidadores nunca habían visto al pequeño animal, asumen que debe vivir en los árboles cerca de donde habita Bobo porque no mostró ningún signo de temor hacia Bobo.

“El animal no mostró miedo a Bobo, moviéndose alrededor de su cuerpo y pasando tiempo dando saltos en un área cubierta de hierba, antes de elegir regresar a Bobo”.

-Elissa O’Sullivan, vocera de Ape Action Africa a The Dodo.

Y no fue el único que parecía interesado en el pequeño animal, porque los compañeros de Bobo también estaban entusiasmados con la presencia del pequeño.

“Los compañeros de grupo de Bobo sentían una curiosidad desesperada, especialmente su compañera femenina favorita, pero los mantuvo a todos a distancia, asegurándose de que nadie molestara a su nuevo amigo. Estos animales son generalmente nocturnos, por lo que es muy raro ver uno, y aún más raro presenciar este tipo de interacción. El pequeño estaba feliz de jugar en los brazos de Bobo”.

-Ape Action Africa en Facebook .

Si los animales no tienen problemas en hacer amistad entre ellos aún cuando son demasiado diferentes, ¿por qué nosotros nos cuestionamos tanto las cosas?

Puede interesarte