Por Juan David Montes
17 junio, 2016

Este jugador de fútbol americano se merece todos los aplausos. 👏👏👏

Una perra llamada Winter fue encontrada dentro de una casa vacía. Estaba deshidratada, asustada, sin alimento y con un pliegue de piel que colgaba de su barriga. Todo indicaba que Winter había sido utilizada para dar a luz múltiples camadas, antes de ser abandonada. Uno de los muros del lugar había sido mordido por ella, no se sabe si por hambre o como un intento de escape.

De inmediato fue acogida por el refugio BARCS Animal Shelter, en Baltimore (Maryland, Estados Unidos).

980x
BARCS Animal Shelter

Su barriga colgante y su edad la hicieron menos atractiva para quienes se acercaban al refugio con la intención de adoptar una mascota:

“Las perras con sus características usualmente son ignoradas”. (Vía Facebook)

980x-1
BARCS Animal Shelter

Pero todo cambió cuando Ronnie Stanley, jugador de los Baltimore Ravens, visitó el refugio en compañía de su novia y uno de sus compañeros de equipo.

Stanley entró al refugio e hizo una petición poco usual:

“Estamos buscando un perro que lleve bastante tiempo aquí y probablemente no sea adoptado”. (Vía Facebook)

Perros ancianos, con discapacidades físicas y tratamientos médicos entran en esta categoría que pocas veces logra convencer a quienes simplemente quieren un cachorro.

Cuando Ronnie vio a Winter supo que ella era la indicada.

980x-2
BARCS Animal Shelter

Y desde ese día vive con él y con Rocky, su otra mascota:

National Dog Day. Cheers to you Rocky

A photo posted by Ronnie Stanley (@megatronnie) on

Todos se merecen la oportunidad de ser adoptados.

Puede interesarte