Por Lucas Rodríguez
21 enero, 2020

El zoológico iba a sacrificarlo, pero sus futuros padres decidieron darle una oportunidad. Ahora es el favorito del hogar.

La división entre los animales que pueden ser parte de nuestra vida doméstica y los que son estrictamente criaturas salvajes, es una bastante clara. Tener a un elefante en nuestro hogar no es algo que pueda llegar a ser realidad, sin importar cuánto lo deseemos. Un gato un perro pueden vivir de lo más bien dentro de nuestros hogares, pero nos cuesta ver a un pug sobreviviendo con naturalidad en un bosque o una selva.

Por esta misma razón es que cada vez que una historia de un animal salvaje que se logró adaptar adecuadamente a un hogar sale a la luz, no podemos no darle todo nuestro interés. La historia de Messi, un puma en edad adolescente, es particularmente llamativa. Nació en el zoológico, pero era demasiado pequeño y débil para sobrevivir entre sus pares. El zoológico iba a tomar la decisión de sacrificarlo, cuando un cuidador y su esposa decidieron darle un oportunidad. Así fue como Messi se transformó en la mascota del hogar, algo de lo que nadie se arrepiente.

1.

@l_am_puma

2.

@l_am_puma

3.

@l_am_puma

4.

@l_am_puma

5.

@l_am_puma

6.

@l_am_puma

7.

@l_am_puma

8.

@l_am_puma

9.

@l_am_puma

10.

@l_am_puma

11.

@l_am_puma

12.

@l_am_puma

13.

@l_am_puma

14.

@l_am_puma

15.

@l_am_puma

16.

@l_am_puma

17.

@l_am_puma

18.

@l_am_puma

No les recomendamos buscar una mascota como esta. Pero está bien alegrarnos por ellos y su elección. Messi parece ser a todas luces un gran chico. 

Puede interesarte