Por Moisés Valenzuela
9 octubre, 2018

Sus intenciones eran nobles, pero de pronto vieron unos afilados colmillos de madre.

Si hay algo que nunca quisiéramos vivir, es el enojo de una madre defendiendo a su hijo. Por ningún motivo quisiéramos estar en esa posición. Y tampoco queremos que tú lo pases, así que, si algún día quieres molestar a un niño, asegúrate de que su madre no esté cerca. Si no, no te lo recomendamos.

Estos dos jóvenes no siguieron este consejo. Y, aunque sus intenciones probablemente eran buenas, sufrieron las consecuencias.

Youtube

Un cachorrito recién nacido, que estaba aparentemente abandonado en un estacionamiento, corría peligro en el lugar. Entonces, los muchachos decidieron hacer algo.

Ayudándose de una caja y acercándose lentamente, intentaron meter en ella al pequeño perro para protegerlo y sacarlo de donde estaba. Creemos que querían llevarlo con ellos, y sin duda era una noble acción.

Lo que ingenuamente no consideraron los jóvenes, es que cerca del lugar se encontraba la madre del cachorro y que por ningún motivo permitiría que alejaran de ella a su hijo.

Youtube

En el momento en que la pareja de muchachos levantó al perrito para dejarlo en la caja, éste hizo un leve ruido que alertó a su madre. En cuestión de segundos corrió y ladró defendiendo a su pequeño. Los jóvenes no dudaron en correr del lugar tan rápido como pudieron. Si se hubieran quedado, no queremos pensar qué habría pasado.

El video termina sin decirnos qué sucedió con el cachorro y su madre. Sin embargo, creemos que continúan juntos, porque luego de esto, nadie se atrevería a llevarlo. Pero, pensándolo bien, no hay mejor lugar para que este pequeño crezca que cerca de su madre. 

Puede interesarte