Por Pamela Silva
2 octubre, 2018

Es lo más adorable del mundo <3 Y es que, ¿quién no disfruta haciendo burbujas?

Las personas que piensan que los animales son criaturas frías y sin sentimientos, o que son todos iguales, no pueden estar más equivocados. Porque tienen personalidades, cada animal -y lo podemos reconocer sobre todo en nuestras mascotas- tienen una personalidad propia, nos guste o no.

Así que hay algunos que son más gruñones o simpáticos, a los que les gusta compartir todo el tiempo con otros animales y personas mientras que otros prefieren mantener su espacio personal.

Y Maya, un husky tiene carita de ser un poco gruñón (que posiblemente no lo sea, pero a simple vista parece un buen chico, pero un poquito malhumorado).

Unilad / YouTube Kent Duryee

Eso hasta que mete su nariz al cuenco de agua y descubre que si sopla, salen burbujas. Y obviamente después de tamaño descubrimiento es más que obvio que el animal seguiría constantemente haciendo burbujas ¿quién puede culparlo?

¡Nadie! Al menos yo no puedo, porque aunque tengo más de 20 años cada vez que ando por festivales o ferias que venden de esas cositas para hacer burbujas que uno solía tener de niña, no puedo evitar comprar y hacer burbujas hasta aburrir a mis amigos.

Porque son burbujas y no importa cuántos años tengas, las burbujas siempre van a divertir a todo el mundo y nos ayuda a sacar ese niño interior que todos llevamos dentro.

Así que es imposible que un perrito siguiera con cara de malhumorado después de tamaño descubrimiento.

Puede interesarte