Por Luis Aranguren
22 octubre, 2020

Sus espinas no permitían que se lo quitara él mismo, a medida que crecía le lastimaba el cuello y afectaba su respiración.

Es increíble lo que puede llegar a hacer la inconsciencia de algunas personas con respecto al entorno que los rodea. Menospreciar el efecto del plástico en el medio ambiente es uno de ellos, al lanzar “cosas pequeñas” y creer que no pasará nada malo.

Pues la víctima de uno de esos objetos pequeños, fue un erizo con 6 semanas de vida, según los rescatistas.

Facebook / Blyth Wildlife Rescue

Y es que fue encontrado en la ciudad de Bedlington, en Reino Unido, con un anillo de plástico alrededor de su cuello. Por sus espinas no pudo sacarlo por sí mismo, además, a medida que crecía, le rompía la piel alrededor del cuello.

Un sufrimiento lento y progresivo era el que sentía este pequeño inocente, a quien la curiosidad le salió bastante cara.

Facebook / Blyth Wildlife Rescue

Por suerte no fue muy tarde cuando lo encontraron, por lo que el equipo de rescate procedió a retirar el plástico, limpiar la herida y además medicarlo para evitar infecciones. Hubo que ser muy cuidadosos, pues en la herida ya habían gusanos y huevos de moscas, además de la suciedad que se pegaba cuando caminaba.

“Las lesiones a la vida silvestre causadas por el descuido humano son comunes y las vemos con regularidad. Desde heridas por constricción, enredos, anzuelos en la garganta de cisnes y gaviotas, lesiones relacionadas con el hilo de pescar y las redes, lo hemos visto todo y más”.

–Blyth Wildlife Rescue a través de Facebook

En su publicación aclararon que algunas fotografías eran muy gráficas, pero era necesario mostrarlas. Creen que de ese modo podrán crear conciencia sobre el desperdicio de plástico, por suerte este erizo fue encontrado, pero hay miles de animales que no corren con la misma suerte.

Facebook / Blyth Wildlife Rescue

Desde su publicación, muchos han realizado donaciones, además han expresado su deseo de mejora para el pobre erizo.

Por suerte el pequeño ha avanzado y según describen en el centro, está sorprendentemente activo. Está estable, aunque cabe resaltar que aún sigue en observación, pues su herida era profunda.

Es doloroso saber que muchos animales están expuestos a peligros de esta clase por nuestra culpa.

Se sabe que los erizos tienen en sus espinas su defensa natural, pero, ¿cómo pueden defenderse del plástico? La única forma es que nosotros lo dejemos en los lugares que corresponden y no permitamos que lleguen a los suelos o mares.

Facebook / Blyth Wildlife Rescue

Esperamos que pueda seguir mejorando y encuentre un hogar pronto, donde reciba todo el cuidado y cariño que merece y necesita.

Puede interesarte