Por Ronit Rosenberg
30 enero, 2019

Las fotos son una explosión de ternura difícil de soportar.

Una ardilla esquiadora y además que sabe posar para las fotos…parece una película de monos animados con efectos computacionales. Pero no. Es todo talento y creatividad de Greet Weggen, un fotógrafo que decidió alimentar a las ardillas durante el invierno de una forma sensacional. No hay uso de photoshop.

«Actualmente las ardillas salvajes rojas tienen un gran desafío de encontrar alimento. Por 5 años he montado diferentes escenas en mi jardín con comida. Espero que se acerquen y les saco fotos con mi cámara. Empecé con las series de nieve en octubre pasado. A veces nunca llego a tener la toma que estoy buscando. La mayoría del tiempo es un desafío y tal vez por eso sigo tomándoles fotos a ardillas. Nunca me aburren y se han transformado en mis pequeñas amigas», dijo Weggen al sitio The Bored Panda.

Las fotografías son espectaculares. Realmente parece como si fuese una ardilla deportista practicando con mucho esfuerzo para competir en esquí en los Juegos Olímpicos, pero la verdad es que son distintas ardillas sólo buscando comida. ¡Que las disfrutes!

Geert Weggen
Geert Weggen
Geert Weggen
Geert Weggen
Geert Weggen
Geert Weggen
Geert Weggen
Geert Weggen
Geert Weggen
Geert Weggen
Geert Weggen

¡Aún no entiendo cómo logró tanta precisión en las tomas!

Puede interesarte