Por Ruben Peña Blanco
14 marzo, 2017

Una amenza real y latente.

Todos pensaban que el incidente nuclear de Fukushima, en la costa de Japón, había quedado en el pasado, pero recientes mediciones han demostrado que la contaminación radiactiva está ensuciando todo el Océano Pacífico. De hecho, el desastre medioambiental es peor de lo que creemos, pues, según Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA), al menos un tercio de los océanos del mundo pueden estar contaminados.

Reuters

El desastre nuclear ha contaminado el océano más grande del mundo en sólo seis años y aún continúan escapándose 300 toneladas de desechos radiactivos cada día.

En 2011, un terremoto, que se cree fue una réplica del terremoto de 2010 en Chile, creó un tsunami que causó un colapso en la planta nuclear de TEPCO en Fukushima, Japón. Tres reactores nucleares se derritieron y lo que sucedió después fue la mayor liberación de radiación al agua en la historia del mundo.

Google

Durante los próximos tres meses, los productos químicos radiactivos, algunos en cantidades aún mayores que Chernobyl, se filtraron al mar.

En el 2014 se detectó material radiactivo proveniente de Fukushima en las playas de un pequeño pueblo de Canadá, Ucluelet, donde han aparecido restos de cesio 134 y 137. Según información de la agencia Reuters.

Greenpeace

Los grupos ecologistas ya han advertido del peligro porque los restos químicos y plásticos son tan diminutos que las medusas y los peces se los comen si fueran plancton y luego, al ser ingeridos por otras especies mayores, pueden pasar a la cadena alimentaria y ser consumidos por el ser humano. Un riesgo tóxico que se multiplica en caso de que dichos escombros sean, además, radiactivos.

El pasado 12 de febrero, un robot que portaba una bomba de agua de alta presión fue evacuado de la zona del desastre nuclear, cuyos niveles de radiación superan a los del accidente de Chernobyl. El robot estaba destinado a labores de limpieza pero tuvo que ser retirado de la zona tras sufrir daños en su cámara a causa de la alta contaminación por desechos nucleares.

AFP

El gobierno japonés, junto con TEPCO están planeando un plan de contención y de desmantelamiento total de las instalaciones.

Una amenaza real de las que pocos están hablando.

¿Qué opinas de esto?

Puede interesarte