¿Un pequeño detalle? Viene un último bebé en camino.

SeaWorld, o mundo acuático en español, finalmente se rindió. El 17 de marzo de 2016, anunció al mundo que no volverá a criar orcas en cautiverio, terminando así con décadas de maltrato animal. Llegó a este acuerdo con la organización protectora de animales The Humane Society de Estados Unidos (HSUS). Y bueno, esperemos que esta victoria sea la primera de muchas para los animales.

Captura-de-pantalla-2016-03-23-a-las-17.32.12
Fuente

“No hemos sustraído una orca de su hábitat natural en casi 40 años. Damos un paso más y ponemos fin a nuestro programa de cría a partir de hoy”.

indicó la empresa a los medios de comunicación. –

Actualmente tienen once de los enormes cetáceos en su parque de San Diego (California), siete en Orlando (Florida) y cinco en San Antonio (Texas). El grupo PETA (personas por el trato ético de los animales) exigió que SeaWorld liberara a las orcas en corrales marinos o santuarios costeros donde pudieran experimentar el comportamiento natural de su especie. Sin embargo, la empresa se negó a aceptar este punto, ya que las orcas no serían capaces de adaptarse a la vida salvaje. 

Captura-de-pantalla-2016-03-23-a-las-17.32.21
Fuente

Una victoria que todos debemos celebrar, pero que de todas formas, tiene un pequeño detalle que no sabemos cómo manejarán. Takara, una orca de 24 años que vive en el complejo de San Antonio, está embarazada. 

¿Su cría será realmente la última en nacer en cautiverio? ¿Podrán evitar que otras orcas se apareen a futuro? ¿Liberarán a estas crías a su suerte? Esperemos que sean lo suficientemente sabios en adelante.

980x
Fuente

¿Qué debería hacer SeaWorld con las orcas en cautiverio?

Puede interesarte