Por Lucas Rodríguez
16 noviembre, 2020

Esta hermosa clase de alces no solo son ilegales de cazar, sino que son considerados animales místicos por la población local de Ontario, Canadá. Una cuantiosa recompensa aguarda a quienes puedan dar información que ayude a la captura de los cazadores.

Ahora que corre el año 2020, las personas parecemos bastante seguras de que ya lo sabemos todo. Nuestro conocimiento científico, así como los adelantos tecnológicos, nos han permitido descifrar prácticamente todos los secretos que hay allí afuera, así como dar con la respuesta a los que nosotros mismos hemos creado. Pero hay algunos aspectos que nunca nos darán las respuestas que buscamos, más que nada porque no son precisamente un enigma que podamos resolver apelando a nuestra lógica. 

@vanillamoosevarmland

Uno de ellos es le carácter sagrado y místico de algunos animales rarísimos. Recurriendo a la genética y la biología, podemos explicarnos fenómenos como que un tigre de bengala pueda tener rayas negras. Pero de ahí a explicar la sensación de maravilla que nos produciría estar frente a frente con uno de ellos, es una cosa un poco más difícil. 

@vanillamoosevarmland

La clave de estas impresionantes bestias está en la poca frecuencia que presentan. La mayoría de los animal tienden a tener cierto tipo de pelaje, forma o color, que se repite con una que otra variación en la gran mayoría de sus miembros. Pero luego está esa pequeña minoría de animales con variaciones genéticas, siendo el albinismo la más común de estas raras variedades. 

@vanillamoosevarmland

Los pueblos originarios de todo el mundo dotaron de cualidades especiales a estos animales. Encontrarse de frente con uno era considerado una señal de buena fortuna, o incluso, una señal de los dioses. Algo de esto ha sobrevivido en lugares como Canadá, donde encontrarse con un alce blanco es considerado una señal cuasi mística.

@vanillamoosevarmland

Por esto mismo es que la noticia de que uno de estos magníficos animales fue encontrado al borde de la carretera, aparentemente abatido por las balas de cazadores ilegales, está causando furia en las cercanías de Ontario. 

“Todos están tristes y furiosos. ¿Por qué alguien cazaría a un animal como este? Nadie tiene tanta necesidad de ellos. Incluso si cuentas con una licencia para cazar alces, todos saben que los blancos se dejan en paz.”

–Jefe Murray Ray de la Flying Post First Nation, Ontario, Canadá, para The Guardian

@ontarioparksne

Las autoridades ya establecieron una cuantiosa recompensa para quienes consigan entregar información que lleve a la identificación y captura de los cazadores. Dado que estos infringieron las leyes de caza, es muy probable que les caigan varios años de cárcel. Así mismo, los espíritus que rondan a estos maravillosos animales, se cobrarán su venganza por varios siglos sobre las almas de estos infractores. 

 

 

Puede interesarte