No pudieron venderlo por “feo” y hubo que regalarlo. Al principio, sus dueños lo tenían en completo abandono.

Jamie Hulit es una amante de los animales y odia que sufran o sean abandonados. Por eso, trabaja y fomenta una serie de rescates en Texas para darles nuevas oportunidades a los animalitos indefensos. Sin embargo, la tarea no es muy fácil, pues suele enamorarse de cada uno de los rescatados y quiere tenerlos con ella para siempre.

Tal como sucedió con Beaux Tox, un cachorro que nació con una deformidad facial y que se robó el corazón de Jamie.

Pese a haber nacido en un criadero, el perrito no pudo ser vendido por su extraño rostro y fue regalado. Pasó de dueño en dueño, hasta que llegó a Texas llamándose Lucky. Tenía un hogar, pero su vida era triste y solitaria, todo porque su dueña tenía muchos gatos y no dejaba que entrara a la casa.

A veces lo mantenía durante días atado a un árbol y sin cama.

Jamie Hulit

Sin embargo, su salvación llegó cuando la mujer quiso cambiarse de casa y partir sin él. Ahí llamó a un refugio local que aceptó buscarle un nuevo hogar. Rápidamente, sus fotos comenzaron a dar vueltas por las redes sociales.

Y cuando Jamie lo vio, se enamoró enseguida. 

Jamie Hulit

Pero no sería fácil su adopción. Lucky no estaba bien de salud, pues estaba infestado de pulgas, desnutrido y tenía un problema extremo con un parásito conocido comúnmente como “gusano del corazón”, que en algunos casos puede llegar a ser fatal. Aunque sería mucho trabajo adoptarlo, Jaimie insistió en ponerse en contacto con su dueña y organizó todo para recibir a Lucky en casa.

El pequeño de 5 años, que cambió de nombre a Beaux Tox, llegó pesando sólo 19 kilos, siendo que el peso saludable para los labradores es de entre 29 y 36 kilos. 

Jamie Hulit

Sus demás problemas de salud fueron tratados fácilmente, excepto por el parásito, que casi lo mata. “Casi no lo logró. Estuvo con tanque de oxígeno durante una semana. Terminé gastando como $8 mil dólares en tratamiento para obtener una resonancia magnética y ver qué estaba pasando” contó su actual dueña, que ahora tiene al perrito saludable y viviendo como un verdadero rey.

Jamie Hulit
Jamie Hulit

“Acaba de recibir la vacuna de la serpiente de cascabel y recibió un entrenamiento porque no sabía cómo ser un perro de interior. Tenemos un rancho, así que dejamos que se mueva libremente, pero él realmente no quiere ir a ninguna parte. Él solo se queda alrededor de la cubierta. Solo quiere estar saltando en la piscina. Le encanta nadar” dijo Jaime.

Jamie Hulit

No cabe duda de que la vida de este perrito cambió por completo, ahora tiene dos hermanos de 4 patas y un montón de gente que lo adora por su curioso aspecto. “Su rostro es una deformidad. Literalmente cambia todos los días. Realmente se balancea hacia un lado, o un día es puntiagudo, un día está lleno y blandito: su rostro cambia tan a menudo que no se ve igual todos los días” aseguró su dueña, quien decidió ponerle Beaux Tox por esa misma razón, en alusión a que necesita botox.

Puede interesarte