Por Camila Londoño
19 abril, 2016

Fueron dos horas de intenso sufrimiento. Para él y los demás.

Verlo saltando de un lado a otro en esos cables de luz, era algo aterrador. Chacha, un chimpancé de 24 años, había terminado ahí después de escapar del zoológico Yagiyama Zoological Park en Sendai, Japón. No saben cómo se escapó, pero lo hizo. Tal vez por las ansias inmensas de salir corriendo de su encierro. Después de dos horas de complicados esfuerzos, los miembros del zoológico lograron atraparlo y aseguran que salió ileso de esa peligrosa odisea.

httpv://youtu.be/U5-Fy4ULdPg

Primero, Chacha se veía tranquilo.

Luego, le dispararon un tranquilizante y enloqueció por completo.

Intentó atacar a quien le disparó y casi se cae.

Gritaba desesperado.

Se caía constantemente y aterrorizaba a los espectadores. Pero a pesar de todo, intentaba resistir.

Luego no pudo más. Se debilitó por los sedantes y cayó de forma violenta.

Lo recogieron entre varios.

Esperamos que en realidad esté bien. 

Puede interesarte