Por Felipe Costa
26 noviembre, 2020

“Creo que hace unos cuatro años que lleva merodeando por aquí ahora, he tenido suerte y la he visto mucho”, confesó Richard. Solo nace una ardilla albina de cada 100.000 y esta vive en frente de su departamento.

El mundo es gigantesco y la cantidad de especies que podemos llegar a encontrarnos es enorme, bueno siempre y cuando tengamos la posibilidad de explorar los distintos rincones del planeta. A veces incluso, por más que tengamos ganas de ir a conocer nueva flora y fauna, la suerte no está de nuestro lado, como por ejemplo ir a Machu Picchu pero toca todo nublado, o ir a una expedición a un safari y no poder ver ningún animal interesante. Al final es cosa de probabilidades.

Pero quien sí ha tenido suerte es Richard Waugh, un escocés de 51 años que ha podido ser testigo directo de una raza sumamente rara de ardillas: la ardilla albina, de la cual solo hay 50 en todo el Reino Unido y una vive fuera de su departamento.

Ardilla albina – Richard Waugh

Richard no solo ha conseguido verla, sino además fotografiarla. El animal ha estado viviendo durante un tiempo al rededor de su hogar pero jamás había tenido la oportunidad de capturarla en una foto, hasta que un día se dirigió a la tienda con su cámara y la vio.

Ardilla albina – Richard Waugh

“Creo que hace unos cuatro años que lleva merodeando por aquí ahora, he tenido suerte y la he visto mucho. Normalmente la veo un par de veces a la semana, aunque parece que desaparece durante un par de semanas seguidas, siempre es bueno verla cuando regresa”.

–Richard Waugh al Daily Mail

Según las estadísticas, solo nace una ardilla albina entre 100 mil y su color blanco se debe a la ausencia total de melanina en su pelaje, haciendo además que sus ojos se tornen de un color rojo o rosado.

Ardilla albina – Richard Waugh

Richard asegura que no la alimenta, pero que a veces toma las nueces del suelo y las esparce por la hierba y los árboles. Se cree que las ardillas albinas tienen problemas de vista y de oído, lo que les dificulta la vida en la naturaleza, sin embargo, según el afortunado escocés, esta ardilla se lleva bastante bien con sus vecinos silvestres.

Puede interesarte