Por Cristofer García
16 octubre, 2020

Este símbolo se encuentra en Moaña, Pontevedra, donde decidieron que era necesario enviar un mensaje a los dueños de mascotas para prevenir el abandono.

Después de todo lo que han sufrido los animales abandonados, por la irresponsabilidad de sus antiguos dueños, era hora de que les rindieran un homenaje, al menos como muestra de disculpa y arrepentimiento.

Por ello, en Moaña, Pontevedra, España, decidieron que era justo y necesario levantar una escultura que rindiera homenaje a estos peludos que han recibido maltratos.

El Español

Desde 2010, según reseñó El Español, en el paseo marítimo de Moaña se encuentra un enorme perro sin raza, el cual abraza entre sus patas a un gato, hechos de piedra en representación de todos los animales abandonados. Es el primero tanto es España como en Europa, y el segundo del mundo luego del de la ciudad rusa de Kemerovo (Asia).

Para mayor muestra de solidaridad, la escultura fue construida sin costo alguno. Los materiales necesarios, como la piedra, fueron parte de una donación local, mientras que la creación estuvo a manos de Carmen Grandal, una artista de Marín que se encargó tallarla sin cobrar.

Protectora O Morrazo

Aunque esta figura no ayude directamente a los animales que deben vivir en condiciones lamentables, sirve como un mensaje para que el abandono nunca sea un opción para los dueños de mascotas.

Según este medio, la iniciativa nació de Lela Soage, fundadora de Protectora de Animales de O Morrazo, quien ha dejado un importante legado en la defensa de los derechos de los animales en su comunidad y esta escultura es una muestra más de ello.

Fundación Amar

En parte, este homenaje también rinde tributo a Lela, ahora fallecida y a quien agradecen “dedicar parte de su tiempo a su vocación frustrada de ayudar a la gran cantidad de perros que por circunstancias llevaban una penosa vida en las calles”, en palabras de su organización.

ANADEL

Los animales abandonados tienen quien los cuide ahora.

Puede interesarte