Por Catalina Vásquez
10 abril, 2015

No logro recordar a quién se parece. 

Blasius Lavrentiev, un granjero de 45 años, de la república de Daguestan, al suroeste de Rusia, decidió ir a los establos para comprobar como avanzaba el trabajo de parto de una de sus ovejas. Entró a lugar y lo que encontró, le dio un susto de muerte.

Se trataba de un anciano con la cara peluda y aspecto gruñón que lo miraba, o por lo menos, eso parecía, ya que cuando enfocó nuevamente a la tan espeluznante criatura, descubrió que era la cría que llevaba una semana esperando. “Sus padres son ambos ovejas de aspecto normal, así es que no tengo idea de cómo ella terminó pareciéndose a esto”, explicó el hombre a Irish Mirror y agregó que, lo primero que se le vino a la cabeza fue que nadie querría comprarla.

httpv://youtu.be/eBMDi5mSkzs

Sin embargo su llamativo rostro, nariz ancha y ojos rasgados, causaron tal revolución en el lugar, que un circo se ofreció a comprarla por 10 veces lo que otros ofrecían por ella. Pero se le tildó de “El anti-Cristo” y una mujer del mismo pueblo, Dana Mishina, hizo comentarios como que “el cordero es raro y dulce. No sé qué pensar, pero espanta a mis nietos”.

De todas formas, el veterinario local, Dorofei Gavrilov, aclaró que en general el cordero no tiene problemas de salud y que su mal formación puede deberse a una sobredosis de vitamina A que consumió la madre. Y una buena noticia es que el granjero rechazó la oferta del circo.

Puede interesarte