Esta cerdita fue rescatada del frío y ahora no deja de emocionarse con sus nuevas mantas

Por Camila Londoño
5 febrero, 2016

No podría ser más adorable.

Piper estaba absolutamente sola. La habían abandonado en medio del frío y no había nadie que pudiera darle ni siquiera una pequeña dosis de amor. Pero la vida cambió para esta pequeña cerdita. Una familia en Tennessee abrió las puertas de su casa para adoptarla y ahora tiene todo lo que necesita: amor, atención y muchas mantas para nunca más sentir frío.

Obviamente Piper está feliz y ha sido imposible para ella esconder sus emociones:

Especialmente con respecto a las mantas…¡Las ama!

¡En serio las ama!

No se resiste a ellas y es casi imposible controlarla cuando está cerca de una.

Ahora está aprovechando todo lo que no tuvo cuando estuvo sola.

Incluyendo suaves y blandos peluches.

¡Se merece todas las mantas del mundo! 

Puede interesarte