Por Andrea Araya Moya
26 abril, 2017

“Se descontroló”.

Tener cachorros es lo más tierno del mundo. Quienes somos dog lovers sabemos que los perros suelen hacernos reír y explotar de ternura con cada cosa que hacen, incluso cuando sólo se trata de verlos dormir y soñar. Y es que precisamente cuando no podemos más de amor tratamos de tomarles una foto, pero nunca resulta, pues no pueden quedarse quietos. Me pasaba todo el tiempo con mi perro.

Kaycee Marie sabe de lo que hablo. Esta chica tiene un adorable perro de 11 meses llamado Doobie. Y es tan tierno que no puede evitar tomarle fotos, aunque nunca lo logra del todo. Incluso el día que iba a su graduación y decidió tomarse una selfie con Doobie. Creyó que era una buena idea, pero no resultó como esperaba.

“Estoy realmente obsesionada con él, así que quería una foto. No se comportó, estaba divirtiéndose demasiado corriendo por el patio”

-Kaycee Marie a The Dodo

Él es Doobie. Luce tan adorable y tranquilo

@BothwellKaycee

Kaycee adora tomarse fotos con él y esta parecía ser la mejor ocasión

@BothwellKaycee

Pero Doobie tenía otros planes

@BothwellKaycee

¡Quería correr y divertirse!

@BothwellKaycee

¡Se nota en su cara!

@BothwellKaycee

Finalmente logró calmarlo y tomarse una foto con él (míralo, algo está tramando)

@BothwellKaycee

Pero después salió corriendo de inmediato.

Obvio.

¡Qué gran perro!

Puede interesarte