Por Camila Londoño
16 febrero, 2016

Son mucho más perceptivos de lo que creíamos.

De acuerdo a una investigación publicada en un diario llamado Biology Letterslos caballos son capaces de reconocer la alegría o el enojo en la expresión facial de los humanos. ¿Maravilloso no lo crees? Para descubrir esto, un grupo de Científicos de la Universidad de Sussex realizó un experimento utilizando distintas fotografías de rostros humanos (alegres y enojados). El propósito era mostrar a los caballos las imágenes para ver cómo reaccionaban a estas. Una persona tenía al caballo y la otra le mostraba la fotografía.

El ejercicio se hizo con 28 caballos domésticos acostumbrados a la interacción con humanos.

Find a thing that you love Find a thing you understand #horses #snow #tongue #sweet #ilikethis

A photo posted by Agata Pietrzak (@pietrzakagata) on

Ellos sorprendentemente respondieron a de forma negativa frente a las imágenes que tenían los rostros enojados.

Pero la reacción no era de agresión. La respuesta del caballo se midió con el movimiento de sus ojos. Cada vez que los caballos se enfrentaban a un rostro enojado, observaban la imagen con el ojo izquierdo. ¿Qué significa eso?  El cerebros de los mamíferos está conectado y lo que entra por el ojo izquierdo es procesado por el lado derecho del cerebro; el hemisferio derecho del cerebro está encargado de procesar los «asuntos» negativos.

«El hemisferio derecho se especializa en procesar los estímulos negativos. Es acerca de la partición energética no de usar el cerebro completo».

-Amy Smith, Investigadora- 

Captura-de-pantalla-2016-02-11-a-las-13.01.58

Además de centrarse en el ojo de los caballos, los científicos pusieron monitores cardíacos en los caballos.

Los rostros enojados, contrario a los alegres, causaba un aumento significativo del ritmo cardiaco. Y era de esperarse, pues bien sabemos que nuestra energía y estado anímico afecta de alguna u otra forma a los animales que nos rodean. Lo maravilloso, como dijo un veterinario de la Universidad de Liverpool, es poder comprobarlo de esta forma.

«Es fascinante comprobar esto científicamente. Es una interesante forma de ver la relación entre un caballo y un humano».

-Prof Debra Archer-

Captura-de-pantalla-2016-02-11-a-las-13.02.21

Los científicos aseguran que es muy probable que la domesticación haya permitido a los caballos interpretar el comportamiento humano. ¡Asombroso!

Puede interesarte