¡Tiene el tamaño del Bajo Manhattan!

 

Este impresionante fenómeno de desprendimiento de glaciares nunca antes había sido grabado con tanto detalle. Las imágenes son parte del documental “Chasing Ice”, ganador de un Emmy el año 2014, y fueron grabadas en el glaciar Jakobshavn (también conocido como el Glaciar Ilulissat) en Groenlandia Occidental.

El fotógrafo James Balog y su equipo estaban grabando hace días en Groenlandia, esperando que algo sucediera, algo grande que despertara la consciencia de la humanidad frente al fenómeno del cambio climático. Habían colocado cámaras de time-lapse alrededor del Círculo Polar Ártico para hacer ver los cambios experimentados por los hielos. Y sin embargo, sucedió algo tan increíble que dejó a todos simplemente sin respiración:

Fuente

Una enorme porción del glaciar Jakobshavn se comenzó a desmoronarse frente a sus ojos, rompiéndose en miles de pedazos y deslizándose hacia el océano.

Fuente

Con el corazón en la mano, el equipo de Balog observó, desde un palco  privilegiado, una catástrofe de proporciones gigantescas. Se trató del desprendimiento de hielos más grande jamás antes grabado y duró 1 hora y 15 minutos. El tamaño del pedazo que se desprendió y se destruyó en el océano, corresponde a la superficie del Bajo Manhattan, pero con rascacielos dos o tres veces más altos. Simplemente, la destrucción fue de proporciones gigantescas y, probablemente, no es la primera ni la última que comprende esa inmensidad de hielos.

Captura-de-pantalla-2015-11-06-a-las-16.55.51
Fuente

La increíble historia de Balog

Algo que resulta sorprendente en la historia del fotógrafo James Balog, es que durante mucho tiempo él fue un escéptico del cambio climático:

“Yo no creía que los seres humanos fueran capaces de cambiar la física básica y la química de todo este enorme planeta. No parecía probable ni posible”.

-James Balog, en sus declaraciones en “Chasing Ice”-

Sin embargo, su trabajo le abrió los ojos a una realidad que está ahí afuera para quien tiene ojos para ver. Siendo conservacionista y fotógrafo de la naturaleza, durante la década de 1980 Balog no creía que algo así fuera posible, pensaba que quienes proclamaban la realidad de este desastre eran melodramáticos y no se ocupaban de los verdaderos problemas del mundo.

Recién el año 2005 Balog entendió lo que estaba sucediendo, durante su participación en una expedición de National Geographic en el Ártico. Allí observó evidencia física de los cambios sufridos por el planeta, conservada en los núcleos de hielo de Groenlandia y de la Antártida. Se dio cuenta entonces de que era un problema serio del que, de alguna manera, podía hacerse cargo a través de la fotografía y el cine, creando consciencia.

Fuente

“Creo que la película [`Chasing Ice´] es una prueba para la gente. También creo que la sequía que hemos tenido este año es una prueba, creo que los incendios forestales son una prueba, creo que las inundaciones y las tormentas violentas son una prueba. Y, desde luego, sabemos que la supertormenta Sandy también lo es”.

-James Balog-

Hoy, “Chasing Ice” se ha proyectado en más de 172 países, en 70 universidades y en 72 festivales de cine. Ha sido proyectada tanto en la Casa Blanca como en la ONU. El equipo creador de la película cree que parte importante de la idea tras este film, es asegurarse de que llegue a la mayor cantidad de gente posible, un público diverso que tomará consciencia del problema del cambio climático.

Más masa continental del Ártico se ha derretido en los últimos 20 años que en los 10 mil años anteriores. Es hora de hacernos cargo.