Por Carlos Báez
19 febrero, 2021

“Tenía algunas raspaduras y las uñas ensangrentadas cuando la atrapamos. No estamos seguros de qué le pasó antes de que la encontraran”, dice la organización benéfica Catsnip.

Si para los humanos es difícil un clima intenso de frío o calor, para los animales también es lo mismo y mucho peor. La siguiente historia tiene ubicación en Indiana, Estados Unidos, y su protagonista es una gatita de color negro con manchas cafés y unos hermosos ojos azules.

Catsnip, etc.

Y es que unos buenos samaritanos que pasaron por la carretera creían que esta pequeña era un pedazo de nieve y hielo, pero no, era un gato carey que estaba cubierto por esta gran capa.

Ella estaba acurrucada como una bolita, con una temperatura muy baja y desesperada por mantener el calor. Además, su vientre se veía redondo, lo que significa que podría haber estado embarazada.

La gente que pasó por ahí tomó la amable decisión de recogerla y darle calor, obviamente ella respondió con sus adorables ronroneos. Una organización benéfica de Goshen, Indiana, llamada Catsnip Etc, fue contactada y prestó ayuda.

Catsnip, etc.

Las personas de la organización no sabían con exactitud que pudo haber pasado con ella, pero dejaron en claro que era dulce y amistosa.

“Tenía algunas raspaduras y las uñas ensangrentadas cuando la atrapamos. No estamos seguros de qué le pasó antes de que la encontraran”.

—Missy McNeal de Catsnip Etc a Love Meow

La pequeña fue apodada como Camilla y se notaba que amaba estar dentro de una casa calefaccionada, lo triste es que nadie sabía cuanto tiempo estuvo en la intemperie soportando climas extremos.

Catsnip, etc.

Y lo que dijimos al principio era real, efectivamente estaba embarazada, dos días después de su rescate se puso de parto y en la mañana del día de San Valentín trajo al mundo a cuatro bebés hermosos que jamás tendrán que pasar por el martirio que vivió su madre en el frío.

Catsnip, etc.

Según personal de la organización, las gatitas son todas niñas, menos los de color naranjo y blanco. Ellos expresan su gratitud a las personas que se dieron el tiempo de rescatar a la pequeña.

“El primer día que tuvo a los bebés, todavía no nos conocía, así que cuando íbamos a su habitación, ella se sentaba y los cubría para protegerlos. Ahora que sabe que queremos ayudarla y solo traerle cosas buenas, está más que feliz de vernos y dejar que revisemos a los pequeños”.

—Missy McNeal de Catsnip Etc a Love Meow

Catsnip, etc.

Ahora ellos esperaban mantenerla un tiempo más antes de que tuviera los bebés, pero como no sucedió, están de guardia con ella cada dos horas. Sus pequeños están recibiendo alimentación suplementaria 24 horas al día y su madre se nota muy contenta. De hecho, intuyen que sabe acerca de la ayuda que está recibiendo porque parece agradecida.

Es hermoso que gracias a este acto humano el futuro de esta gatita sea mejor.

Puede interesarte