¡Y vaya que lo hizo!

Es muy común que los animales quieran retribuir a los dueños su cariño y preocupación. Para esto, muchas veces les llevan algunas sorpresas y las dejan encima de la cama en señal de agradecimiento. El problema, es que muchos llevan animales muertos y claramente no es agradable.

Baloo es la gata de Ben y está muy feliz de que él sea su dueño, aunque en la foto luzca seria.

Instagram @mostlyjustpicturesofmycats

Para agradecerle -como hacen muchos animales- comenzó a cazar ratones y a llevarlos vivos a su casa. Otras veces también llevaba muertos.

Instagram @mostlyjustpicturesofmycats

Por más que Ben le dijera que eso no debía hacerlo… la gatita no entendía, pues su instinto le decía otra cosa. Hasta que Ben comenzó a ignorar sus regalos a la vista de ella. Así, después de un tiempo, Baloo se dio cuenta que esos regalos no le agradaban a Ben y buscó una manera de sorprenderlo con otros regalos.

Instagram @mostlyjustpicturesofmycats

De repente comenzó a cazar cosas más bonitas y menos vivas… como hojas.

“Tras un par de meses rechazando sus regalos, empezó a traerme hojas. Siempre eran grandes y de bonito aspecto” dijo Ben a The Dodo. “Era un alivio no recibir ratones vivos cada mañana, así que le mostraba mi gratitud cogiendo la hoja y jugando con ella, mientras Baloo se sentaba en mi pecho».

Instagram @mostlyjustpicturesofmycats
Instagram @mostlyjustpicturesofmycats

Sin embargo no llevaba cualquier hoja. Se encargaba de elegir las mejores para Ben. Aunque últimamente ha encontrado otras formas de demostrar su amor. Al parecer se ha vuelto más perezosa así que acude a Ben y se sube encima de su pecho paseando la nariz por la cara de su dueño. «Es una gata muy cariñosa», comentó Ben.

 

¡Baloo debe estar muy feliz ahora que su dueño toma en cuenta sus regalos!

Puede interesarte