Por Juan David Montes
30 agosto, 2016

Marcaría una gran diferencia en la vida de los pacientes.

La enfermedad de Parkinson en un gran misterio. No existen certezas con respecto a las causas, genéticas o ambientales, que alienten su desarrollo. Lo único seguro es que, de momento, no se cuenta con una cura que la detenga o al menos permita retroceder el daño que provoca en las neuronas.

Dadas las circunstancias, contar con un diagnóstico temprano de la enfermedad podría hacer la diferencia en la vida de los pacientes para que inicien cuanto antes un tratamiento oportuno y adecuado.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Edimburgo presentó una prueba de detección basada en el análisis de muestras de líquido cefalorraquídeo (el líquido que baña al encéfalo y a la médula espinal).

La prueba se enfoca en determinar qué tan viscosa es una proteína nuclear conocida como alfa-sinucleína.

Esta proteína se encuentra presente tanto en los cerebros de personas sanas como de quienes padecen de Parkinson, la diferencia es que en el caso de estos últimos su textura tiende a ser tan viscosa que provoca la formación de masas conocidas como cuerpos de Lewy.

Los cuerpos de Lewy son los principales causantes del daño cerebral asociado al Parkinson y la demencia.

Para este estudio se contó con muestras pertenecientes a 38 pacientes.

19 de 20 muestras de pacientes diagnosticados con mal de Parkinson fueron correctamente identificadas, así como las de 15 personas sanas y tres con posibilidades de desarrollar la enfermedad eventualmente.


¿Qué es el mal de Parkinson?

Es una enfermedad cerebral progresiva causada por la pérdida de neuronasSe manifiesta por medio de temblores en las extremidades y falta de equilibrio. Afecta tanto habilidades motoras como cognitivas e incluso la capacidad de expresar emociones.


En un comunicado oficial de la Universidad de Edimburgo, Alison Green, una de las investigadoras de este trabajo destacó las ventajas de un diagnóstico temprano:

“Estas personas podrían tener la oportunidad de hacer parte de pruebas de nuevos medicamentos capaces de reducir, o detener, el progreso de la enfermedad”.

Se espera que se lleven cabo más pruebas para verificar la validez de este test.

Puede interesarte