Por Samanta Vicens
23 febrero, 2016

¡Y está muy orgullosa de su destreza!

Hace poco te contamos la historia de Moyo, una elefante de sólo 2 años que fue adoptada por el santuario de animales Wild is Life, en Zimbabue. Cuando tenía pocos días de vida, fue rescatada de lo que parecía un trágico destino, luego de quedarse rezagada de su manada que cruzaba un tormentoso río y quedar abandonada cerca de un grupo de hienas que la acechaba. Por suerte, unos guardaparques la salvaron y hoy ha crecido para convertirse en una pequeña muy inteligente y feliz. Y es pequeña sólo en edad, ya que su tamaño ha causado bastantes destrozos en el hogar de su dueña, Roxy Danckwerts, la fundadora del santuario. Pero no todo ha sido desastroso, es más, Moyo ha traído mucha felicidad al lugar y a su madre adoptiva, y además ha aprendido muchas cosas. Hace poco fuimos testigos de su más reciente habilidad: sostener su propia botella de leche y beber sin ayuda de nadie.

¡Ya es toda una experta!

12710730_1117078491659069_2174986434043191861_o
Wild is Life

Los que la conocen están orgullosos del gran progreso que ha logrado en estos años, y toda la confianza en sí misma que ha ganado

Captura-de-pantalla-2016-02-19-a-las-11.51.54
Wild is Life

La encontraron cuando tenía sólo unos días pero se adaptó muy rápido a su nueva familia

Moyo tuvo mucha suerte de que un grupo de guardias del santuario la haya encontrado poco después de que se quedara sola. La llevaron al santuario Wild is Life, donde su dueña le tomó un cariño especial a la bebé elefante, tanto así que conviven juntas como madre e hija. Moyo entra a su casa, roba comida, tiene un sillón favorito al que le quedan pocos días de utilidad y más de una vez ha dejado grandes charcos de orina en la casa de Roxy. Pero aún así, es un animal increíble que sólo quiere entregar amor y agradecer a quienes la rescataron y la adoptaron.

¡Y se comporta como una mascota cualquiera!

Puede interesarte