Por Daniela Morano
24 marzo, 2017

Desde pequeña cuida de todos.

La familia es lo que tú haces de ella. Esta capibara, llamada Cheesecake, no podría estar más de acuerdo. En lugar de pasar el rato con los de su especie, se ha hecho amiga y adoptado a prácticamente todo animal que ha conocido. Hace 6 años atrás, cuando era tan sólo una bebé, Cheesecake llegó al refugio Rocky Ridge en Arkansas, un santuario para animales abusados y rechazados.

Por ser tan joven, inicialmente Cheesecake vivía dentro de la casa del fundador del santuario, junto con perros.

Rocky Ridge Refuge

«Jugaba con los perros y dormía con los perros,» cuenta Janice Wolf, fundadora, a The Dodo.

Rocky Ridge Refuge

Los perros entonces fueron los primeros animales en aceptar a Cheesecake, por lo que no fue una sorpresa que comenzara a adoptar a todos los cachorros que llegaban al santuario.

«Los adoptaba y dormía con ellos y comía con ellos, también los disciplinaba si estaban portándose mal,» cuenta Wolf. «Era una buena madre adoptiva, y hacía un gran trabajo».

Rocky Ridge Refuge

Cheesecake definitivamente amaba a los cachorros, pero adoptó a varios otros.

Como a los emus.

Rocky Ridge Refuge

A las gallinas.

Rocky Ridge Refuge

Más cachorros.

Rocky Ridge Refuge

A pequeños caballos.

Rocky Ridge Refuge

Y a la tortuga.

Rocky Ridge Refuge

Incluso a los perros mayores.

Rocky Ridge Refuge

El 2014, Wolf rescató a otra capibara llamada Cobbler de una persona que la había comprado a un comerciante de animales exóticos.

«Un niño la había pedido online y la llevó hasta Nueva York, donde ni siquiera es legal. De alguna manera me encontraron, y recibí esta pequeñísima capibara».

Desde entonces Cheesecake y Cobbler viven felices.

Rocky Ridge Refuge

«Las capibaras son animales sociables que viven en grandes grupos, asique es bueno que tenga otra capybara,» dijo Wolf.

Aún así Cheesecake no ha dejado de socializar con otros animales.

Rocky Ridge Refuge

La gallina, por ejemplo, «no pasa tiempo con otras gallinas. Era obvio que quería estar con la capibara. Se sube sobre su espalda y duerme y come con ella».

«Se sube sobre ambas capibaras, pero su favorita es Cheesecake. Cuando nevó no se bajó en todo el día. No quería enfriarse los pies».

Rocky Ridge Refuge

Para ver más foto de Cheescake (e imaginamos que sí quieres) puede ir al Facebook del santuario.

Puede interesarte