Por Monserrat Fuentes
5 julio, 2017

Los vecinos presenciaron una desoladora escena cuando los animales fueron rescatados.

Soy una amante de los animales y me parten el corazón las desgarradoras historias de maltrato. Historias como estas, en donde una irresponsable mujer dejó a sus perros encerrados en una casa sin agua ni comida por tres semanas. Los pobre presentaban claros signos de desnutrición y vivían sobre sos propias heces.

Dentro de una propiedad en la localidad de Barry en Gales de Sur, una chica llamada Katie Dunkley notó la presencia de dos perros en claro estado de abandono. La muchacha, preocupada por la salud de los canes, trepó por la vivienda para poder llevarles agua y alimento.

Katie Dunkley

La chica se encontró con dos bulldog americanos que estaban en los huesos, viviendo entre sus heces y orina y con las uñas demasiado largas.

Eran una pareja de un macho y una hembra y también se encontró otro animal pequeño en estado tan avanzado de putrefacción que no se pudo saber si era perro o gato.

Katie Dunkley

La hembra era extremadamente agresiva, mientras que el macho era muy amigable y juguetón. Katie les dio de comer a los dos animales y llamó inmediatamente a las autoridades: la policía y la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA).

Katie dijo: “Estoy absolutamente atónita de lo que he visto hoy. Estos pobres perros han estado pudriéndose en una casa durante las últimas semanas. Absolutamente asqueroso”.

Debido a la agresividad de la hembra, tuvieron que sacarla de la casa en jaula

Posted by Shannon Harris on Saturday, July 1, 2017

La dueña de los perros, Sophie Tooms, habría terminado recientemente con su novio y no había estado en casa por tres semanas, dejando a los cachorros a la deriva. La policía arrestó a la muchacha e inició una investigación.

La mujer dice que nunca ha dejado su casa y que trabaja todo el día

Los rescatados se encuentran en recuperación en la RSPCA, en espera de ser adoptados. A Katie le gustaría quedarse con el macho, ya que es muy parecido a su perrita, una bulldog americano.

En un principio se pensó que los perros eran pit bulls y casi son sacrificados, la rápida intervención de Katie les salvó la vida, ya que ella les dijo que eran igual a su mascota.

Estas son algunas de las imágenes que capturó Katie.

Katie Dunkley
Katie Dunkley
Katie Dunkley

Que terrible, el ser humano puede ser tan cruel con los animales. Es una pena que la gente no se haga cargo de las mascotas.

Puede interesarte