Por Camila Londoño
2 febrero, 2016

Nos vemos después, me voy a China.

Hace un tiempo vi un programa de televisión en el cual contaban la historia de unos voluntarios que viajaron a China. ¿Para qué? Sólo para darle un poco de bamboo a los muy protegidos y adorables pandas. Desde ese día me obsesioné con el tema y prometí que algún día sería yo quien iría a China para alimentarlos. Pero ahora me enteré de algo distinto y mi obsesión por cuidar pandas creció aún más. Resulta que en China, cuidar pandas es algo más que un trabajo cualquiera.

httpv://youtu.be/-V1cpzxBNII

Los cuidadores en el Centro de Protección e Investigación de Pandas Gigantes en China tienen que pasar los 365 días del año con ellos.

Jugando con ellos, consintiéndolos y oyendo sus llantos.

hugger-panda-nanny-best-job-protection-research-center-3
Fuente

Y por esta adorable misión ganan MUY bien: 32.000 dólares al año para ser más exactos.

Fuente

Nadie ha dicho que sea fácil, pues es indispensable ser paciente y perseverante, pero yo postularía.

Fuente

De hecho, ahora mismo están reclutando personas en Beijing para el cargo.

«Creemos que los aplicantes serán ‘trabajadores de cuello blanco‘ de grandes ciudades. Ellos están acostumbrados a comer lo que quieren, pero dentro de la base de pandas gigantes, las opciones no serán abundantes».

-Organizador del Centro de Protección-

Fuente

¿Algún interesado en ir a China? Yo iría incluso siendo voluntaria. 

Puede interesarte