No sé quién ganó más, si la niña una nueva amiguita o la perrita su nuevo hogar.

Elizabeth, una niña de 7 años de Nueva Jersey, Estados Unidos, trabajó como voluntaria en una misión de rescate animal. En la misión se encariñó muchísimo de una pequeña cachorra llamada Lorelei y por esas situaciones injustas de la vida tuvo que verla partir en una van hacia un centro de rescate. Elizabeth pensó que no la volvería a ver jamás y que tendría que olvidar el recuerdo de sus tiernos besos perrunos, pero el destino no lo quería así. La llevaron a un programa de televisión y la sorprendieron hasta las lágrimas. 

Necesitarás un pañuelo para no llorar con este tierno video del reencuentro.

httpv://youtu.be/rws0R-bLPJQ

Visto en: Godvine

Puede interesarte