Por Lucas Rodríguez
13 febrero, 2019

Negrita se extravió luego de una mudanza en Buenos Aires. Sus dueños ya la daban por perdida cuando milagrosamente cruzó media ciudad para volver a su hogar.

En las calles de Buenos Aires, Argentina, una perrita de raza mezclada se encontraba en problemas. No solo no había podido encontrar comida en varios días, sino que además se encontraba enferma y muy debilitada por la desnutrición.

Como si esto no fuera poco, además se encontraba preñada de varios meses con una camada de perritos. Si no recibía ayuda pronto, quizás no habría logrado pasar una noche más por sí misma; menos aun, poder parir sus perritos en las condiciones correctas. 

WeLoveAnimals

Una pareja de adultos mayores se encontraban caminando de regreso a su casa, cuando escucharon un gemido. Desesperada, la perrita preñada y malnutrida intentó llamar su atención. La pareja no pudo evitar hacerse cargo del animal. Se la llevaron a su casa y la bautizaron Negrita, relata We Love Animals.

La alimentaron y llevaron al veterinario. Negrita comenzó a recuperar peso y a sanar sus heridas y enfermedades. A los pocos meses llegó el momento en que sus perritos saldrían al mundo. Gracias al amor de esta pareja, Negrita pudo parir sin problemas. 

Pixabay

La pareja no era rica ni contaban con la vitalidad para cuidar a toda una camada de cachorros, por lo que apenas estuvieron lo suficientemente grandes, lograron regalárselos a dueños responsables. Pero Negrita era de ellos. Cuando decidieron cambiarse de casa, ella se iría con ellos. 

Desgraciadamente, asustada por algo que no conocía, Negrita se escapó. La buscaron por semanas sin resultados. Asumiendo que había preferido volver a las calles, la pareja decidió que lo mejor era asumir que no la verían más. La calle volvía a ser el hogar de Negrita.

Pixabay

Un día mientras se encontraban en la casa nueva, la pareja de ancianos reconoció un gemido que conocía. Salieron de la casa para encontrarse con Negrita. Estaba agotada y llena de heridas en los pies.

La única explicación a su situación es que hubiera caminado toda la distancia entre su casa anterior y la nueva. Eran más de 150 kilómetros. Pero la perrita quería volver donde sus dueños, sin importar a cuánta distancia se encontraran. 

 

 

Puede interesarte