Por Camila Cáceres
6 octubre, 2016

Este es el tipo de cosas que le arreglan el día a cualquiera.

A veces hay historias tan buenas y dulces que te arreglan el día. No es necesario que sean grandes. De hecho a veces las cosas más pequeñas tienen resultados gigantes: Como la de esta perrita, que fue abandonada con el cuello atado a una reja y recogida por una oficial de policía que afortunadamente pasó por el lugar. Le pareció que sería una gran compañera para su pequeño bebé, ¡y tenía toda la razón!

La combinación bebé + cachorro una vez más salva el día.

Si ignoramos a la gente terrible que la abandonó, todo en esta historia es precioso: La cachorra fue adoptada por una cariñosa familia, el bebé tiene una nueva mejor amiga para siempre y la familia puede repetirse esta escena todas las veces que quiera.

captura-de-pantalla-2016-10-06-a-las-15-06-08
Youtube

¿No les parece precioso?