Por Catalina Grez
9 noviembre, 2015

Utilizó un método increíble para descubrir su secreto.

Rosie era una perrita que llevaba mucho tiempo en las calles. Era esquiva y desconfiada de aquellos que se acercaban, por eso siempre estuvo acostumbrada a estar sola. Vivía en un basural sin el cuidado de nadie, sólo estaba a la espera de que alguien con buen corazón la ayudara.

httpv://youtu.be/ZiXuFePfNVk

Cuando el refugio para animales START Rescue supo de la existencia de Rosie, inmediatamente avisaron a la organización Hope For Paws para que fueran por ella. Si lograban atraparla, el hogar se comprometería a cuidarla. Fue así como uno de los voluntarios se aventuró con una jaula y correa en su mano.

Al comienzo fue difícil hacer que la perrita se acercara a la jaula, pero cuando logró capturarla se acercó poco a poco para mostrarle que podía confiar en él.

Captura-de-pantalla-2015-11-06-a-las-18.41.45
Hope For Paws

Ambos se calmaron. Él necesitaba ganarse su confianza para poder llevársela tranquilamente al refugio, pero algo no calzaba. Su rescatista sabía que algo más estaba ocurriendo con ella, pero no podía descifrarlo.

Y efectivamente ocultaba algo…

Se dio cuenta que Rosie estaba lactando, así que posiblemente estaba embarazada o tenía cachorros en algún lugar escondidos. Inteligentemente se le ocurrió utilizar su teléfono para reproducir el sonido de cachorros llorando. Así vería si ella reaccionaba para seguirla.

Captura-de-pantalla-2015-11-06-a-las-18.48.04
Hope For Paws

Después de unos minutos Rosie comenzó a inquietarse y decidió moverse por el sitio en donde estaba: se notaba que estaba buscando algo.

¡Tenía 5 cachorros! gracias a la técnica que usó su rescatista pudo encontrarlos escondidos detrás de unas plantas. Para la suerte de todos, él no dudó en llevárselos al refugio donde serían cuidados y tratados con amor.

Captura-de-pantalla-2015-11-06-a-las-18.48.52
Hope For Paws

¡Qué bueno que por fin todos están bien!

Puede interesarte