Por Moisés Valenzuela
6 noviembre, 2018

Sólo buscaba un sitio donde poder dormir y estar tranquila.

Tantos meses había pasado Fairy sin hogar y viviendo en la calle, que sólo necesitaba un lugar donde descansar. Su piel estaba herida, sangraba y sus fuerzas se habían agotado; quería poder estar tranquila.

De ese modo llegó, casualmente, a las oficinas de Humane Society International (HSI) India, una de las organizaciones de protección animal más importantes del país.

Humane Society International India

Luego de un rato, los trabajadores del lugar comenzaron a sentir un olor extraño. Al asomarse, la vieron acurrucada y sin ganas de volver a levantarse.

“No la habríamos notado sino por el hedor. Su afección de la piel era grave: tenía sarna y las orejas sangraban”, dijo a The Dodo Alokparna Sengupta, subdirectora de HSI India.

Humane Society International India

Rápidamente le trajeron comida y agua, pero la pequeña Fairy estaba tan acostumbrada a ser maltratada que sólo reaccionó huyendo del lugar. 

Todos en la oficina quedaron desconcertados y con ganas de hacer algo por ella.

Humane Society International India

Sin embargo, al día siguiente Fairy regresó. De alguna manera supo que en ese lugar la gente quería ser buena con ella.

Cuando la reconocieron, bloquearon las puertas para que no pudiera huir nuevamente. Le consiguieron comida, agua y la prepararon para llevarla inmediatamente al veterinario.

Su pelo casi había desaparecido y sus heridas sangraban. Al parecer, nada se podía hacer por ella. Sin embargo, había encontrado un lugar lleno de amor.

Humane Society International India

“Supongo que el destino la llevó al lugar correcto y ella lo sabía “, dijo Alokparna.

Puede interesarte