Por Catalina Grez
4 noviembre, 2018

Ambas perritas al fin obtuvieron una segunda oportunidad para ser felices.

¿Recuerdas a esas perritas que se salvaron gracias a un fraternal abrazoKala y Keira fueron fotografiadas tras las rejas de un refugio y estaban esperando la eutanasia, pero fue gracias a esa desgarradora imagen que se salvaron.

Todo comenzó en julio de este año cuando un voluntario junto a los rescatistas de Angels Among Us Pet Rescue visitaron un refugio en Georgia, EE.UU. Al ingresar al recinto no podían creer lo que veían: Kala abrazaba tiernamente a su mejor amiga para que estuviese tranquila. Fue un momento dulce que las mantuvo con vida porque además de estar asustadas y solas, si no encontraban un hogar rápido serían sacrificadas.

Los visitantes quedaron con la boca abierta. Fue tanta la impresión que uno de ellos decidió tomar una fotografía para compartirla con el mundo entero mientras ambas estaban abrasándose.

Y fue en ese entonces que las redes sociales entraron en acción.

Cuando esa foto llegó a Internet los usuarios no pudieron evitar compartirla miles de veces en Facebook. Gracias a las cientos de personas que la publicaron por todos los rincones del ciberespacio, a las 2 horas y 6 minutos estas perritas lograron ser las huéspedes de un refugio de emergencia.

Aunque todavía no podían cantar victoria, porque el hospedaje no era permanente, nunca perdieron la esperanza de tener una familia que las quisiera.

shelter-dogs-hug-photo-viral-save-life-euthanasia-kala-keira-angels-among-us-5-1
Angels Among Us Pet Rescue

Y de repente ocurrió un milagro…

Después de estar 4 meses en este lugar, Kala y Kiera recibieron una increíble noticia: ¡Finalmente tendrían un hogar! Estas mejores amigas caninas tuvieron a suerte de ir a vivir con otro par de super amigas, Wendy y Pam que además comparten la casa donde viven.

11201105_10153395788267912_2280358481302694553_n
Angels Among Us Pet Rescue

Hoy ambas están bien cuidadas, alimentadas y muy felices de convertirse en nuevas inquilinas permanentes. Si no hubiese sido por esa triste fotografía quizás ni siquiera estarían aquí, por eso es importante recalcar que si todos unimos fuerzas por rescatar a los animales ¡todo es posible!

Puede interesarte