Por Lucas Rodríguez
5 enero, 2021

Un cazador de Luçon, en Vendée, Francia, iba de regreso cuando sus propios perros encontraron a su hermano maltratado. Servicios de seguridad y rescate fueron al lugar y rescataron al traumatizado perrito.

El compromiso que se realiza cuando se adopta una mascota, es uno que no depende de contratos ni firmas. Es un vínculo que se crea de mirar a los ojos a ese animal y asegurarle que de nuestro lado, su vida será más sencilla: ya no tendrá que recorrer las calles, donde vuelta botes de basura para ver si da con un resto. De ese momento en adelante, su mayor preocupación será si el gato decidió molestarlo. 

Dicho eso, hay personas que a veces nos hacen considerar el cambiar este acuerdo de palabra, por uno un poco más vinculante. Algo así hay que hacer, para que al menos sea un poco más difícil llevar a cabo lo que llevó la persona en Francia, que la nota de hoy nos trajo a colación.

Unsplash – foto referencial

La historia fue difundida por France Bleu, en base al relato que un cazador puso en sus redes sociales.

En una mañana como cualquier otra, el hombre salió acompañado por sus dos perros a cazar liebres. El día estuvo libre de acontecimientos fuera de lo común, al menos hasta que iba de regreso hacia su coche. Ahí fue cuando uno de sus perros se alborotó, pero de una manera muy distinta a la que estaban entrenados para hacerla, una vez hubieran visto una presa. 

Unsplash – foto referencial

Eso fue porque lo que vieron no fue uno de sus objetivos, sino que un hermano canino que necesitaba ayuda:

“Estaba delgado, tenía un cuenco pero estaba vacío, y le tenía miedo a Isia, Isis y Flipper, mis tres perros. Estaba temblando, se notaba que estaba asustado. Pero no se movía, era muy agradable, no agresivo.”

–Frederic, el cazador, para France Bleu

El perrito estaba muy asustado, por lo que no fue fácil darle ayuda. Que ni siquiera se dejara tocara, era signo muy claro de que había sido víctima de repetidos abusos en manos de sus dueños anteriores. Su solución fue llamar a las autoridades locales, quienes le pidieron las coordenadas, para rápidamente ir en ayuda del cachorro.

Facebook: Valérie Val

Ahora se encuentra en un refugio, donde lo están alimentando, con el fin de que recupere peso y se hidrate. Con un poco de suerte, encontrará un dueño que sí lo sepa valorar y darle el cuidado que se merece de verdad. Desgraciadamente, su salvador ya tiene tres perros, por lo que no pudo invitarlo a quedarse con él. Pero si hubo una persona de buen corazón en su destino, de seguro que habrá otra. 

 

Puede interesarte