Por Diego Cid
17 julio, 2017

“No cenaste hoy, estás a dieeeeta”.

Solemos decirle “jugar al gato y el ratón” porque claro, el felino siempre perseguirá al roedor y no se dará por vencido hasta salirse con la suya en lo que es, simplemente, el orden natural de las cosas. Eso no significa que no haya pequeños luchadores dispuestos a romper con el status quo y demostrar cuál es su verdadero valor.

Porque este ratón no es un ratón cualquier. Le han apodado el ratón “ninja”, aunque yo creo que solamente tiene mucho, mucho talento.

Es como el cuento de David y Goliat, pero con registro audiovisual demostrando que el tamaño no es lo que importa, sino el valor que tenemos para enfrentar los desafíos que la vida nos tira encima.

Es una valiosa lección que este gato tampoco olvidará jamás en su vida. Atrás todos, este es el guerrero prometido que acabará con la dinastía opresora de todos los felinos ingratos de este planeta.