Por Fernanda Saide
6 enero, 2017

¿Con cuántas te identificas?

Si eres amante de los gatos, y te desvives por el tuyo, debes leer estos 12 puntos. Puede que te des cuenta de que realmente tienes una relación extraña con tu querido amigo animal y que a veces pareces un verdadero fenómeno maullándole y compartiendo tu comida. No importa, ellos nos dan amor y nosotros todo el resto de nuestra dignidad.

1. Le maúllas a tu gato creyendo que te entiende o que algún día te va a contestar

2. Le pones tu nariz para que él te responda y te de besitos en la boca…¡qué romántico!

3. Ya es una rutina que duerma contigo en la misma cama

Comparten la misma almohada y él te despierta con besitos matutinos

4. Si tú comes, él también.

A tu querido amigo no vas a dejarlo mirando mientras tú disfrutas, incluso cuando estás en la mesa con el resto de tu familia. No importa que a ellos no les parezca bien, tú le compartes todo.

5. Le hablas mientras está durmiendo.

Y lo haces en voz baja para no despertarlo. Necesitas decirle que es la cosita más tierna y linda de todo el mundo y cuan lindo se ve con los ojitos cerrados…

6. Te gusta experimentar a que se vea a él mismo en el espejo o lo grabas y luego le muestras.

En alguna parte de tu ser crees que él merece saber cómo luce

7. Si alguien revisara tu celular encontraría más fotos de tu gato que de cualquier otra cosa

…sería más bien una epidemia de tomas de su rostro, sus bigotes, ojos, etc.

8. Le hablas y te nombras como su “mamá” y a él como tu “hijo”.

9. Lo ocupas para abrigarte cuando esta muy helado y no tienes una manta lo suficientemente suave como tu querido chiquitín

10. Odias que le preste atención a otras personas cuando está contigo

Lo quieres solo para ti, y estás convencido de que eres su humano favorito en todo el mundo.

11. Si te vas por mucho tiempo de viaje, haces facetime con tu lindo “hijito” solo para verlo y hablarle en tonos que solo él conoce

12. Le das besos todo el tiempo

No te aguantas a abrazarlo y ponerlo contra tu rostro y no soltarlo literalmente nunca.

Si te sentiste identificado, es demasiado el amor que sientes hacia tu criatura, y probablemente algunos se rían de la “extraña” estrecha relación que tengan. Pero puede ser algo positivo para ti. Los gatos dan compañía y sienten incluso cuando necesitas amor o si estás triste.

Eso sí, ten en cuenta que ellos son independientes y a veces necesitan que les des su espacio. Igualmente te adoran y aman dormir a tu lado, te lo aseguro.

Puede interesarte