Por Catalina Vásquez
26 junio, 2017

Kelsey vagaba por las calles desde siempre, y probablemente pensó que sus días terminarían ahí.  

Nadie hubiese dudado de que esta perrita se encontraba sobre el puente con la intensión de saltar al vacío. Estaba sola, muriendo de hambre, sufriendo de una infección a la piel que la hacían parecer más a un topo que un can y llena de heridas que parecía, no tenían posibilidad de sanar. Su estado era crítico y probablemente no hubiese durado muchos días más, a pesar de que era muy joven.

rescue_dogs_01

Fuente

Pero pongan atención… En esta ocasión no hay necesidad de alarmarse ni de comenzar a sufrir. Esta historia tiene un final feliz, y mi trabajo es mostrarles toda la trama, hasta llegar al desenlace. 

La perrita fue rescatada del puente, subida a un coche con mucho cuidado y llevada a un centro veterinario, donde se desvivieron por ayudarla. La llamaron Kelsey y gracias a todo el amor y cuidado que le entregaron, es que se convirtió en algo que los dejó a todos con la boca abierta.

No te pierdas las imágenes a continuación y deslúmbrate con la “casi metamorfosis” de Kelsey.

rescue_dogs_02

Fuente

Cuando la subieron por primera vez al coche no podía siquiera moverse del miedo 

rescue_dogs_03
Fuente
rescue_dogs_04
Fuente
rescue_dogs_05
Fuente

Los veterinarios quedaron realmente tristes de imaginar todas las penas que tuvo que pasar en la calle

rescue_dogs_06

Fuente
rescue_dogs_07
Fuente
rescue_dogs_08
Fuente

Su piel ya se ve mucho mejor y su estado de ánimo también. ¡Ya tiene amigos!

rescue_dogs_09

Fuente
rescue_dogs_10
Fuente
rescue_dogs_11
Fuente
rescue_dogs_12
Fuente

¡Qué hermosa se ve con su pelaje blanco!

rescue_dogs_13

Fuente

rescue_dogs_14

Fuente

Tras todo el tratamiento, Kelsey tiene una compañera con la que pasar el resto de su vida. 

rescue_dogs_15

Fuente

Puede interesarte