Por Catalina Grez
27 noviembre, 2015

Bueno, esto es algo que no esperaba.

Fue en 1974 en Etiopía que se encontraron los restos de Lucy, una Australopithecus afarensis que tiene más de 3,2 millones de años y con el 40% de sus huesos encontrados lograron reestructurar su esqueleto. Ya se cumplieron 41 años desde su descubrimiento y puede que hoy sea sólo un fósil, pero hay que destacar que es uno de los más importantes que se han encontrado en el mundo.

Tanto así que hasta el día de hoy quedan distintas dudas e hipótesis en las mentes de los científicos y paleontólogos: no hay certeza segura de quién fue realmente. Pero si hay algo que une los pensamientos de los científicos son estas 5 verdades que no sabías de Lucy.

¡Entérate e infórmate más sobre el pasado de nuestra evolución!

1. Los científicos no están seguros si era un ancestro directo a los humanos modernos

Los biólogos evolutivos y paleontólogos estaban convencidos que Lucy era una australopithecus, pero hoy no están seguros sobre qué tipo de especie es finalmente. Cuando se descubrió en 1974 en Etiopía pensaron que era el antepasado directo más antiguo, pero cuando analizaron sus restos terminaron cuestionándose sobre esa hipótesis.

0e23f2c235373cc436138ce8fc37ee6e
Sean D

2. Quizás pudo utilizar herramientas de piedra

Cuando la desenterraron no encontraron herramientas en el lugar de excavación, pero un estudio en 2010 reveló que las que se usaron para esculpir y comer carne fueron descubiertas hace 3.4 millones de años (800 mil años antes de lo que se había pensado). Por eso creen que ella pudo haber utilizado esos utensilios.

c4865356c530837308d11398a7882b90
Jennifer Cottrell

3. Ella demostró que el bipedismo aumentó el tamaño del cerebro

Además de tener un craneo pequeño pareciera que Lucy también tenía la habilidad de caminar con la espalda recta. Eso es conocido como bipedismo: la habilidad de moverse con las dos extremidades inferiores como las piernas. De ser así, el bipedismo evolucionó antes que el aumento del cerebro.

ceb1837f1852717916b97661e4b4c0c2
Mary Zemina

4. Probablemente también podía trepar árboles

Algunos científicos destacan sus largos brazos -que están situados más cerca del cráneo- porque piensan que ella fue capaz de subir árboles.

e8a60fc84c7b1186bfc16e356e8593ae
Dina Sondock

5. Fue nombrada por una canción de los Beatles

Cuando el antropólogo Donald Johanson la descubrió fue a su campamento y su equipo comenzó a escuchar la canción «Lucy in the Sky with Diamonds» (Lucy en el cielo con diamantes). Fue en ese momento que uno del grupo sugirió nombrarla como Lucy en vez de AL 288-1.

21ea646d8b78ab2cf13c37bbc66da295
Ted Smith Sr

¡Estoy realmente impresionada!

Puede interesarte