Por Camila Londoño
30 diciembre, 2015

¡De las cosas más tiernas que he visto en mi vida!

Este video tiene los componentes perfectos para hacernos suspirar por horas. En primer lugar hay una mamá de raza weimaraner con su diminuto cachorro de un día de nacido. Eso ya es suficiente para derretirnos de amor. Pero como si fuera poco, el pequeño cachorro weimaraner nos sorprende con una muy intuitiva y excesivamente tierna acción. ¿Qué hace el pequeño? Tiene frío, así que en un acto recursivo decide acercarse de la forma más torpe posible a la larga, suave y flácida oreja de su madre para utilizarla como cobija. Mis palabras no alcanzan para describirlo, así que mejor mira como lo hace el adorable recién nacido:

httpv://youtu.be/gMnYnEZRVr4

Ahí está el pequeño, acercándose a la cómoda y cálida oreja de mamá

Captura-de-pantalla-2015-12-28-a-las-16.56.41
Fuente

Empuja y empuja con su diminuta trompa

Captura-de-pantalla-2015-12-28-a-las-16.56.58
Fuente

¡Y lo logra!

Captura-de-pantalla-2015-12-28-a-las-16.57.10
Fuente

Encuentra el mejor refugio para dormir por horas

Captura-de-pantalla-2015-12-28-a-las-16.57.26
Fuente

Ahora, como yo, no podrás parar de verlo. 

Puede interesarte