Por Camila Londoño
13 abril, 2016

Y ella definitivamente sabe muy bien cómo darle gusto.

La madre del pequeño Harry falleció por un cáncer cuando él tenía tan solo cuatro meses de edad. Sin duda alguna fue una pérdida lamentable. Pero la buena noticia es que ahora, este adorable koala encontró una especie de madre adoptiva que sabe muy bien cómo hacerlo feliz: rascándole la barriga cuantas veces quiera. Se llama Tami Wilson, trabaja como cuidadora en el Santuario Symbio Koala en Australia y se ha convertido en la mejor compañía para Harry.

httpv://youtu.be/SZs-lDEsi_I

Harry perdió una madre, pero ganó una gran amiga alcahueta

Tami lo llena de muuuuuucho amor

Y le rasca su tierna barriga como nadie más lo hace

Por eso son inseparables

Y seguirán siéndolo

¿Cuándo podré cuidar un koala y rascarle la barriga? 

Puede interesarte