Por Camila Londoño
17 noviembre, 2015

¡Se arrepintió inmediatamente de su decisión!

Él es Niko, un adorable pastor alemán policía que pretendía aprender a hacer rapel con su entrenador.

Lo que Niko no sabía es que al intentarlo, iba a descubrir que le tenía pánico a las alturas. La imagen tomada por la Policía de Vancouver por obvias razones se volvió viral; no sólo porque es increíble ver a un perro haciendo rapel, sino porque Niko está abrazando con todas sus fuerzas las piernas del entrenador y además, con su tierna y divertida expresión parece estar diciendo «¡bájenme ya de aquí!»

PSD Niko, «Oye papá…¿esto es rapel? Seh no soy fan». 

Esta actividad, según el departamento de policía de Vancouver, es parte esencial de las habilidades que necesitan todos los miembro del equipo (perros y humanos).

Así que tarde o temprano, Niko tendrá que aprender a superar su miedo a las alturas. Seguro lo logrará y podrá desafiar a cualquier maleante que se atraviese en su camino

Este K9 está aprendiendo a hacer rapel con la Policía de Vancouver.

En menos de lo que espera, se volverá un experto. 

Puede interesarte