Por Ghalia Naim
30 noviembre, 2016

Y se volvió costumbre.

Los humanos creemos que es muy difícil poder conectarnos con la naturaleza y que los únicos animales que nos pueden llegar a extrañar o entender son los domésticos, pero no siempre es así. Por muy sorprendente que sea, los animalitos que se han criado con personas crean un vínculo muy especial, instintivo y protector, por lo que terminan siendo parte de la familia. Erika De Jager rescató a un puerco espín muy herido en Namibia para que se rehabilitara, pero cuando lo quizo dejar libre no hubo forma de que se fuera.

Erika esperó a que el animalito tuviera fuerzas suficientes para poder regresar a su hábitat natural, sin embargo, unos días después de haberlo soltado el pequeñito apareció nuevamente en casa.

980x
thedodo
980x-1
thedodo

Apareció debajo de un contenedor dos días después de haber sido liberado

980x-2
thedodo

Hermanus, el puerco espín, regresó a casa y Erika decidió hacerle un espacio afuera para que se acostumbrara a la presencia de los demás animales. Los perritos y gatos lo acogieron muy bien, aunque nunca lo dejaba suelto para evitar que lo atacaran o, por el contrario, le enterrara las púas.

Según ella, el pequeñito habría regresado por instinto ya que pudo enfrentar la naturaleza.

980x-3
thedodo

Al crecer, le habilitaron otro espacio. Mucho más grande para que pudiera moverse adecuadamente.

980x-4
thedodo

Después de que Hermanus creció lo suficiente, fue momento de liberarlo otra vez y aunque ahora no regresó de forma definitiva, todas las noches hacía una visita.

980x-5
thedodo

“Viene todas las noches, sube las escaleras y se acerca a la comida.  A veces cuando voy a mi dormitorio lo escucho”, comentó Erika a un medio.

980x-6
thedodo

Por muy increíble que sea, este animalito vino un día a casa con una compañera embarazada y pronto aumentó la familia.

La pareja y cinco puerco espines más comenzaron a visitar la casa por las noches.

980x-7
thedodo

Erika cree que, a pesar de que Hermanus viene todas las noches, el hecho de que haya conseguido pareja y tenido bebés es un gran signo de que se adaptó a su hábitat natural. Este caso es un verdadero éxito en cuanto a la rehabilitación de un animalito.

¿Has rescatado a un animalito alguna vez?

Puede interesarte